MY LOVE STORY | PARTE I

No sé por donde empezar a escribir esto, quiero decir… esto es una gran noticia, así que comenzaré desde el principio.





Playa del Carmen está a unas cuantas horas de Mérida, lo que significa que el Caribe está en el patio de tu casa, las mejores fiestas se celebran ahí, así que ir con tus amigas un fin de semana suena completamente "cool" para un grupo de niñas solteras veinteañeras. 


Eramos como 10 chicas hambrientas de fiesta, así que decidimos quedarnos en un hotel que está en la quinta avenida, entre bares y restaurantes, básicamente nos hospedamos en el ojo del huracán, lo cual era perfecto.

En nuestra última noche decidimos darlo todo, entrábamos a un bar, después de un rato nos aburríamos, salimos , cruzábamos y entrábamos a otro. Así hasta que por fin, era la hora de entrar a LA SANTANERA, era nuestro lugar favorito y habíamos acordado que no nos iríamos de ahí hasta que saliera el sol. 

Poco a poco las chicas se iban porque ya no aguantaban más y al final quedamos Veneno y yo, que fuimos fieles al pacto y no nos rendimos jamás. Después de un rato ella vio a un chico que supuso que me gustaría y me lo presentó sin que ella lo conociera, al final resultó que era Marcos, lo primero que me dijo fue: “No te vayas, ahora vengo, solo voy al baño”, obviamente lo primero que pensé fue: “Típica excusa para deshacerte de alguien”. Así que me hice la dura, fingí que no me interesaba. 

Nosotras seguimos bailando, justo antes de irnos salimos un rato a fumar y nos encontramos a dos chicos bastante molestos que no sabíamos como sacárnoslos de encima pero por suerte me volví a encontrar con Marcos y él, junto con Dani (su amigo), nos ayudaron a deshacernos de ellos. Después de eso empezamos a platicar, me pareció divertido, le sugerí que comiéramos algo de pizza y a la hora de despedirnos nos dimos cuenta que nuestros hoteles estaban exactamente enfrente, cosa que yo jamás noté y lo más chistoso es que nos íbamos al día siguiente por la tarde, entonces quedamos en vernos por la mañana. 

Al día siguiente tocaban a la puerta de la habitación del hotel, la verdad es que no quería abrir porque quería seguir durmiendo pero pensé que podría ser alguien de la limpieza y por un micro segundo me pasó por la mente que podría ser Marcos pero me dije a mi misma: “seguro se le habrá olvidado, ojalá no sea el porque quiero seguir durmiendo” pero cuando abrí la puerta no me podía creer que ¡ERA EL!, listo para nuestra cita matutina en la playa, mientras que yo, yo ni me había visto al espejo porque recién estaba despertando. 

Marcos me esperó, me ayudó a empacar y luego nos fuimos a la playa con Dani, ellos tenían hambre así que se pidieron un "sandwich club" con papas a la francesa (estoy más que segura que ellos ni se acuerdan) , yo no podía comer porque para mi era demasiado temprano, así que nos pusimos a platicar, Marcos me contaba que nació en Mallorca pero que ya hacía varios años que trabajaba en Londres y Dani también era Mallorquín, hacía poco se había ido de Londres e iba a empezar a trabajar en España, al final me cayeron tan bien que no quería que se fueran.

Cuando dio la hora, Marcos me acompañó al autobús en el que me iría rumbo a Mérida pero antes me pidió mi numero de teléfono, mientras se lo daba pensaba “¿pero para qué?, si no nos volveremos a ver”.  Al final nos despedimos y desde entonces nos hablábamos por WhatsApp casi todos los días, así estuvimos durante meses. 

La primera vez que lo vi de nuevo ambos estábamos en Londres, él se veía guapísimo aunque lo recordaba un poco más alto, también noté que estaba usando un par de Crocs de color rosa chicle (ahora me arrepiento de no haberle tomado una foto), me dio mucha risa porque yo le había retado a usarlas cuando nos viéramos de nuevo y obviamente el cumplió. 
Iba a estar 15 días así que lo primero que se le ocurrió a Marcos  fue hacer un picnic. Fuimos a Whole Foods, compramos comida y la llevamos a Hyde Park. Platicamos muchísimo. Como el sabia que la moda era mi talón de Aquiles, los días siguientes me llevó a tiendas vintage y los lugares cool de Londres, también conocí a sus amigos que son simpatiquísimos, una noche fuimos a un bar donde hicieron un tributo a The Doors, obviamente yo estaba en mi nirvana. 





Un fin de semana nos fuimos a Bath, estábamos como a 4 grados, comimos helado, nos subimos por primera vez al turibús y cuando llegamos a Oxford nos alojamos en un hotel que antes era una carcel, me pareció de lo más original, creo que nunca olvidaré ese viaje. Todo era genial, él me compró un libro de calaveras y yo le compré uno de destinos para ir de viaje alrededor del mundo ( a él le encanta viajar), nos lo dedicamos con la intención de que no nos olvidáramos del bonito momento que pasamos juntos. Al día siguiente el me acompañó al aeropuerto porque yo tenía que regresar a México, nos dimos un fuerte abrazo y mientras me alejaba se caían mis lágrimas porque la había pasado tan bien y no sabía si lo volvería a ver. 

Cuando llegué a México me sentí muy feliz de estar en casa. 
Al día siguiente estaba sola y mientras desayunaba en mi habitación me puse a llorar. Lloraba porque extrañaba a Marcos, porque él me daba mi lugar, me hacia sentir importante, con él pude ver la vida desde una perspectiva diferente, me llenaba el alma de felicidad pero estaba lejos y eso era un reto grande. Hacía un año había salido de una relación muy tormentosa y agresiva, también era a larga distancia y yo ya no quería seguir sufriendo por chicos tontos, Llegué a pensar que estaba maldita pero decidí preocuparme en mis asuntos, distraerme para no pensar tanto en eso y me dejé llevar por el destino, total, si alguien es para mi lo será sin importar que.

Image and video hosting by TinyPic



5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿De que relación saliste Naye? la ultima parte no la entendi

El Viento Me Despeina dijo...

Tuve un ex bastante tonto, no era una relación sana. :(

Anónimo dijo...

Parte dos yaaaa

Melina Guerrero dijo...

Tu historia es como de pelicula. Es bonito saber que el amor verdadero existe, entiendo lo de estar en relaciones toxicas pero creo que eso nos ayuda a crecer como personas y a aprender a identificar al amor del bueno. :) Que padre que la compartas! Me uuurge la parte dos!

El Viento Me Despeina dijo...

Eres una monada Meli <3

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...